miércoles, 4 de marzo de 2009

Corredor noroeste de Collarada

El sábado vinieron unos cuantos amigos de Donosti para hacer algo de montaña y como querían dormir en algún refugio nos decantamos por subir al refugio de Ip y desde allí subir a Collarada por el corredor noroeste. La verdad es que no estábamos muy seguros de cómo estaría la nieve y nos esperábamos hundirnos bastante, pero aún así decidimos intentarlo.
Quedamos bien pronto por la mañana, pues íbamos 10 personas y con tanta gente todo se alarga. David, Dani y yo nos bajábamos el mismo día, pero el resto se quedaban a dormir en el refugio, así que llevaban una mochila algo pesada.
Salimos desde Canfranc y ya al poco de empezar el camino tenía bastante nieve, la cual estaba muy blanda, por lo que nos hundíamos hasta las orejas. Jurando y perjurando fuimos subiendo poco a poco. Salimos del bosque, y como siempre que subo por allí, me engaño y creo que ya queda poco para llegar al ibon, pero no! todavía queda un montón y con nieve regular, aunque más dura que por el bosque.

Por fín, después de un palizón, llegamos al refugio ¡qué lejos está!, ¡cómo me costó subir hasta allí, creí que ya no sería capaz de seguir! La gente se descargó de peso y mientras picoteamos algo descansamos un poco.
Habíamos hecho la mitad del desnivel y quedaba otro tanto, aunque ahora por el corredor ¡esperémos que esté dura la nieve! Ya en la base del mismo comprobamos que estaba bien ¡menos mal, ahora a disfrutarlo! así que cogimos ritmo y pa' arriba, vamos ni punto de comparación con la subida por el bosque (por lo menos yo, no me cansé ni la mitad).
La verdad es que es un corredor muy ancho y no muy pendiente pero el ambiente es estupendo pues vas subiendo entre los paredones de Collarada, así que lo disfrutamos un montón.

Llegamos al collado y quedaba todavía un rato para llegar a la cima, pero ya se nos hacía tarde para los que nos volvíamos a bajar, y encima la nieve estaría peor, por lo que nos dimos la vuelta.

Yo como siempre muy bien acompañada

Bajamos otra vez por el corredor, paramos a comer un poquito y a coger fuerzas para lo que nos esperaba: hundirnos de nuevo hasta las orejas. Al final llegamos de nuevo a Canfranc con una palicilla encima, pero no tanta como la que nos habíamos imaginado!

Por cierto, y muy a nuestro pesar, no tenemos ni una foto. Oooh! ya se que se hace menos ameno leer un texto sin fotos, así que si nos mandan alguna la colgaremos (como podeis comprobar ya nos han mandado alguna foto, y ya las hemos colgado).





4 comentarios:

Juan korkuerika dijo...

Qué tal incombustibles... qué pena lo de las fotos pq esos paisajes las merecen... bueno nos quedaremos sin el deleite pictórico ;-(((
Un abrazo y hasta la vista alpinistas...

olatz y david dijo...

Ya, una pena la verdad, intentaremos que no vuelva a pasar, aunque depende más de David, que si por mí fuese....bastante tengo con subir, que si me paro a sacar fotos los pierdo de vista!! estos chicos me llevan de culo, je, je...
Un beso y a seguir quemando motores, que tú sí que tienes pa rato!

Rafael Galan Rodriguez dijo...

Palizon y sin cima!!! Bueno ultimamente la excusa de salir es para almorzar o comer. Aunque no hay que ir tan lejos. Os tocara volver...ji. Ya vale de nieve.

Anónimo dijo...

aupa jaccetaniaaaa!!...en cuánto está vuestra tarifa de guias por esas pirenaikas laderas de diosss??...ala, q ya mestoy cansando d tanto seismil andino, a ver si me sacais la chucha por ahí yamismo con los eskises...reketemuak pa los dos menos pa uno, je...Er Pako desde Valparaiso, Chile.