lunes, 25 de enero de 2010

¿Marchando una de vermut?.... y un poco de roca

Pues no! mejor una de.......calamares!!!

Con las pocas indicaciones que nos habían dado, con una foto de 2009 sacada del blog de Fidel Mendía y sabiendo que no era fácil de encontrar, pues no se ve casi desde ningún lado, fuimos el sábado Esko, Chambón, David y yo a la búsqueda del corredor "Marchando una de vermut", que sube al pico Culivillas.
No estábamos muy seguros de que la nieve fuese a estar en condiciones, pero decidimos salir a probar y si no estuviese bien pues nos daríamos la vuelta.
Desde la carretera pudimos ver un momento el corredor y tomamos de referencia una roca en forma de triángulo, para poder orientarnos cuando estuviésemos más cerca. Salimos de la estación de Formigal y todo decididos nos enfilamos por las rampas que conducen al circo de la cara E.

La nieve estaba acaptable, en algunos puntos te hundías más pero era llevadero, sobretodo turnándonos para abrir huella.

Al llegar al circo vimos un "corredor" (más bien era una cuesta) a la derecha y todo convencidos, creyendo que habíamos llegado a la roca que habíamos tomado de referencia, subimos hasta el collado.

Desde aquí lo evidente era subir por el espolón que se levantaba hacia la cumbre y que tenía un par de resaltes en mixto. Empezamos a subir y ya en el primer resalte nos paramos. El poco hielo que había se rompía y la nieve se caía dejando ver la roca, así que sacamos la cuerda y Esko superó el paso con un clavo y algún friend.

Arriba Esko se aplicó y montó una reunión de manual.

El segundo resalte estaba mejor porque el hielo se dejaba clavar.

De aquí, una rampa bastante empinada nos dejaba en la arista cimera, que por cierto era superchula.

Un único resalte más en buenas condiciones y llegamos a la cima!

¡Y qué mirador! espectacular la vista panorámica que tiene este pico!

video

Bueno pues ahora toca bajar por la ruta normal. Primero por la arista este hasta el collado,

para rodear el pico por la cara sur y coger otro collado que nos deja en la cara norte.

De aquí para abajo de nuevo hacia las pistas de Formigal.

El caso es que bajando nos encontramos con unos chavales que subiendo venían detrás nuestro y que resulta que habían hecho "Marchando una de vermut" y nos preguntan que qué vía habíamos hecho ¿¿¿cómo??? pues sí, ya abajo volvimos a sacar la foto y después de muchas muchas vueltas nos dimos cuenta por dónde nos habíamos metido ¿espolón noreste al Culivillas? puede ser.

En rojo Marchando una de vermut y en verde nuestra ruta (desde el circo no se intuye el corredor y el muro de roca parece contínuo)

El caso es que, como dice Esko, resolvimos y pasamos una buena jornada....aunque cuando bajamos ya no quedaban bocatas de albóndigas ¡lo siento por vosotros chicos!

¿Y el domingo? pues para desoxidarnos un poco y ya que hacía díiiiias que no escalábamos fuimos David y yo a echar el mañana a Rodellar, a rodar un poco en las placas, pues como os imaginareis las correras están, pues eso, chorreando.
La verdad es que fue estupendo porque estuvimos solos, y cuando digo solos es solos, en este precioso barranco, así que además de desentumecernos un poco disfrutamos de este fantástico escenario.

lunes, 11 de enero de 2010

Poco a poco comenzando el año

Este comienzo de año está siendo un poco inestable y pocas cosas estamos haciendo, pero no pasa nada, ya vendrán tiempos mejores!! Entre tanto, pasamos el rato entre alguna corta y fría foqueada por Astún, para ir cogiendo de nuevo el tiento a los esquís, el roco y, principalmente, entre cervezas en algún rincón calentito, donde no paramos de mentir y soñar con proyectos.

Este fin de semana volvían a dar mal tiempo, por lo que las ganas de pensar en hacer algo se disipaban, sobretodo con el mal tiempo que ya estaba haciendo, así que el sábado lo pasé tranquilita entre fogones.

El domingo algunos se decantaron por hacer esquí de travesía, pero David y yo no decantábamos más por tocar un poco de roca, pues con nuestro nivel de esquí no nos fiábamos mucho de cómo estuviese la nieve. Pero a final, y como casi siempre, imporvisamos. El domingo por la mañana mientras desayunábamos sopesamos a qué dedicar el día, pues aunque hacía un día magnífico éste seguía siendo fresco. Al final, por pereza y cercanía, decidimos subir a Somport y practicar un poco de esquí de fondo, y así podría probar por primera vez la técnica de patinador.
Somport estaba aluciante, con nieve recién caída que todavía aguantaba en los árboles. La verdad es que este circuito es superbonito.

Ya con los esquís puestos casi lo mando todo a la mierda a los 5 primeros minutos, pues estaba haciendo demasiada fuerza con los brazos y no me convencía nada. Pero poco a poco le fui cogiéndo el punto y la verdad es que no se me dio demasiado mal.

Al final nos dimos una buena paliza y nos lo pasamos de maravilla y, además pudimos disfrutar de unas preciosas vistas del valle, y del Aspe que estaba espectacular!!!!!