viernes, 8 de octubre de 2010

Otro intento: Free Blast y....

Después de unos cuantos días escalando por el valle y viendo a diario paredes como el Half Dome o El Capitan es imposible que no se caliente la cabeza y entren tentaciones de hacer una gran intentona y probar eso del Big Wall. Y eso nos pasó, que El Capitan nos atrapó….

En un principio teníamos idea de hacer la archiconocida The Nose, pero tras hablar con la gente nos decantamos por otra: La Triple Directa, que es la combinación de tres vías: Salathé, Muir y Nose. Nos convenció que normalmente es menos concurrida y sobretodo que tiene menos péndulos.

Una vez elegida la vía nos pusimos a preparar la logística; haríamos dos cordadas, por un lado Esko y Lombas y por otro David y yo. Abraham llevaba varios días pachucho y al final no nos pudo acompañar.

Los primeros diez largos de esta vía pertenecen a la Salathé y se conocen como la vía Free Blast. Se hacen en el día y en libre (sin llevar los petates), te bajas y al día siguiente vuelves a subir ya con los petates, por un sistema de cuerdas fijas, desde donde puedes seguir por la Salathé o por la Muir.

Como nos queríamos dar un día de diferencia decidimos que Esko y Lombas empezarían a subir directamente por las cuerdas fijas y David y yo escalaríamos la Free Blast. Madrugamos para empezar a escalar a primera hora y justo cuando empezamos llegaron tres chavales belgas y 2 italianos.

Fuimos subiendo poco a poco, el primero haciendo lo que buenamente podía y el segundo disfrutando a tope con el largo.

Íbamos a nuestro ritmo y disfrutando, salvo por las cordadas que nos seguían, que no nos daban respiro y los llevábamos todo el rato pegados.

Justificar a ambos ladosEra un poco agobio y no nos daba ni para sacar fotos ni para beber un trago de agua, así que en el quinto largo decidimos dejarles pasar. Nos llegamos a juntar 7 personas en la reunión!!!! y encima era superincómoda. Bueno pues tan rápido que iban y resulta que este siguiente largo era algo más difícil y les costó más pasar así que tuvimos que esperar más de lo de lo esperado. Resultado: casi dos horas esperando en una mierda de reunión colgada, con los riñones al jerez y con una chicharra de muerte, así que el tiempo se nos empezaba a echar encima. Habíamos empezado bien pero este parón nos había descolocado.

Ya un poco hasta el gorro y viendo que probablemente llegaríamos justos de luz (y aunque no pasa nada no nos apetecía), decidimos bajarnos, no sin pena ni rabia, y aprovechar el resto del día a preparar el petate para la continuación de la vía.

Nos dio mucha rabia pero por lo menos los largos que hicimos los disfrutamos muchísmo. Y encima vimos un oso!!!! (pero desde arriba).

Después de la Free Blast preparamos todo el material y organizamos el petate para pasar tres noches en pared...

3 comentarios:

siempreparriba dijo...

Ánimo máquinas! El que la sigue la consigue...
Tela con el plantígrado!

Anónimo dijo...

Hola, espero que cuando escribo esto ya hayais conseguido escalar el Capitan. Mucha suerte!!

Ramon y yo (de los Caracoles Majaras) , salimos mañana - 12 de octubre- para Yosemite, confío que nos encontremos en el Campo 4 y nos pongais al día de la escalada en el Valle.

Alberto

Olatz dijo...

Hola Alberto, pues es una pena pero nosostros acabamos de volver...ya me gustaría seguir allí!!
Disfrutar a tope que el tiempo pasa volando.
Un saludo