martes, 19 de mayo de 2009

Fisuras non-stop

Este fin de semana volvimos a bajar Chambón, David y yo a La Cabrera, para encontrarnos con Abraham y Bosqui, que habían estado escalando con Lombas y Esko durante la semana en la zona centro. Queríamos seguir adentrándonos en este mundo de las fisuras y aprender un poco más las diversas técnicas de empotre.
La verdad es que es casi un mundo nuevo, pues la escalada es muy diferente al resto que he hecho y casi casi tengo que empezar de cero, así que poco a poco, y con paciencia, iremos aprendiendo.

Para el sábado ya teníamos deberes pendientes: la vía Esteban Altieri, aunque Esko nos recomendó que probásemos también el primer largo de la vía Jose Manuel Alaiz (6b), y el Diedro Loquillo (6a+), que van justo a la derecha de la Esteban y acaban en la misma reunión.
Cuando llegamos había tres cordadas, cada una subiendo por una de las vías que he mencionado, así que tuvimos que esperar un rato. Cuando se despejó un poco David le atacó al primer largo de la Esteban (V+), una fisura que conforme vas subiendo se va abriendo, por lo que se vuelve un poco más rara de escalar, pero se deja hacer.

Como al llegar a la reunión todavía estaban las otras cordadas por encima y debajo no había nadie, decidimos bajar y hacer mientras las vías de al lado. Dejamos montada la J.M. Alaiz (6b) para darle en tope, pues este grado ya se antojaba un poco más difícil, sin embargo David la subió bastante bien, mientras que a mí me costó lo suyo, porque no conseguía agarrar bien la fisura ni empotrar decentemente.

Volvimos a bajar y como David se había visto bien empezó con el Diedro Loquillo. Ésta ya nos resultó algo más secilla, a pesar del aspecto que tenía desde abajo, y nos pareció una vía muy bonita, al igual que las anteriores claro!!

En esta ocasión David empalmó el largo del Diedro con el segundo largo de la Esteban para ya continuar por esta vía. Tocaba ahora el tercer largo (6a+), un bonito diedro con una panza a mitad en la que hay que apretar lo suyo para salir.

Por último nos quedaba un corto largo por placa, pero vimos que de frente seguía una pequeña fisura y por ella que nos fuimos.
Al llegar arriba nos juntamos con Chambón y Abraham que había hecho El Espolón Manolín y decidimos seguir la jornada en el Bloque Californiano, donde hay unas cortas pero explosivas fisuras.
Dejamos montados un 6a y un 6b para darle varios pegues e ir así cogiendo un poco la técnica.

El 6a resultó ser super raro y duro, casi más que el 6b, pero ahí estuvimos, hasta bien entrada la tarde, practicando hasta que los brazos ya no respondían y decidimos bajar a tomarnos unas buenas cervezas.

El domingo teníamos medio día para escalar, pues nos teníamos que volver a casa, así que decidimos pasar la jornada en la cara este de la aguja El Puro para seguir practicando la técnica en vías cortas.

Empezó David con un V+ y luego la probó Chambón.

Yo pensé en darle en tope, pues no me veía todavía muy suelta en este tipo de fisuras, que son muy físicas y encima tienes que protegerlas, pero al final me decidí a probarla con los friends puestos, aunque yo por si acaso me llevé unos cuantos más, porque además Chambón había quitado alguno (y qué bien me vinieron!).

Y efectivamente no fui nada fina, en la primera sección acabé colgándome de varios friends para ir cosiendo un poco más la fisura, hasta que al fin me encaramé a ella y empezé, como quien dice, a escalar. Si es que como bien dice Abraham, aquí el debate lo tenemos entre V y V+, y de momento a mí el V+ (o por lo menos éste) se me queda un poco grande. Pero no estuvo nada mal, porque así cogí un poco más de confianza en eso de colgarse de los cacharros.
David y Abraham hicieron un poco de peripecias para montar las vías de al lado: Misticismo y Metodología. La primera consta de 2 largos (pero que daba para montarlo en un sólo largo, con una cuerda de 70), el primero de 7a pues hay que superar un enorme techo, y el segundo una fisura de manos de 6a superbonita.

La vía Metodología también la dejaron montada pues no teníamos suficientes friends grandes para proteger la primera parte, y además es 6b, por lo que hay que apretar y encima párate a meter cacharros! La vía es preciosa, pero eso sí, a mí me dejó valdada!

Y aquí acabamos nuestra corta jornada, lo que no quiere decir que no acabásemos cansados, pues qué físicas nos resultan las fisuras!! Ni desplomes ni nada, para ponerse bien fuertes no hay más que escalar fisuras de empotre!!

4 comentarios:

Agustin dijo...

Hola, estuvimos escalando en la aguja del puro el domingo. Hicimos la "Corazón Trueno" y os vimos cuando bajamos de la cumbre. Yo me paré a preguntaros sobre la vía que estabais haciendo en ese momento (había un colega vuestro metido en el 2º largo de la Misticismo). El finde que viene tenemos pensado ir a pegarle a las dos vías que comentas (Misticismo y Metodología). Creo que me dijisteis que el techo de Misticismo está clavado, ¿es así, o tienes que protegerlo?

Para la Metodología ¿qué tamaños se necesitan? ¿Me subo el Camalot del 5 o no se necesita?

Bueno, un abrazo. Salud y buenas escaladas.

Gus

olatz y david dijo...

Hola Gus, sí que me acuerdo que al llegar vimos una cordada en la aguja, así que seríais vosostros y luego te acercaste a preguntar por las vías.
Para el primer largo de Misticismo tendrás que llevar cacharros para protegerlo, pues sólo hay 2 clavos debajo del techo, pero hasta llegar allí no hay nada. Después de los clavos y para salir del techo no vendría nada mal meter algo más. El segundo largo, que por cierto es muy bonito, está limpio, así que también tendrás que protegerlo. ¿Tamaños? creo que más bien medianos y pequeños.
Respecto a Metodología necesitarás friends medianos y grandes. Nosotros la hicimos en tope así que tampoco te puedo decir qué llevar exactamente, pero en una reseña que tenemos aconsejan llevar Camalots del nº1, 2, dos del 3 y 2 del 3,5, más un alien amarillo. Aunque quizás alguno más repetido no venga nada mal (eso ya depende de cada uno). Sólo te puedo decir que la vía es muy bonita, aunque a mí me pareció muy contínua y física.
Bueno, pues ahora sólo queda escalarlas y disfrutarlas.
Qué lo paseis bien.
Un saludo

Agustin dijo...

Gracias por los comentarios y los consejos. La Metodología sí que parece muy física, sobre todo la parte de la bavaresa en el centro del largo. Pero tiene una pinta muy guapa.

Al final no iremos a pegarle este finde porque dan lluvia, nos vamos a acercar a San Martín de Valdeiglesias: granito vertical con buen canto y chapado en su mayoría.

Cuando vayamos a pegarle os pongo un comentario, a ver cómo la vemos.

Por cierto, la Corazón Trueno, si no la habéis hecho, merece la pena. Hay que apretar en el L1 en la salida del techo al A0 y en el L3 para salir del A0 al libre, pero es guapa, muy recomendable.

Salud y buenas escaladas!

olatz y david dijo...

Pues nos apuntamos Corazón Trueno para cuando hagamos otra visita a La Cabrera ¡qué de vías tenemos por hacer! San Martín no lo conocemos, pero quizás algún día toque hacerle una visita.
Y mientras tanto a seguir disfrutando de la roca!
Un saludo