miércoles, 19 de agosto de 2009

Marité

El otro día revisando croquis con Abraham se paró ante uno y dijo "ya está, ya tenemos plan para el domingo". Se trataba de la vía Marité, una corta, fácil y, encima, equipada vía situada en el valle de Arremoulit. Ésta era una vía que tenía fichada hacía tiempo, pues me parecía una buena excusa para pasar un buen día y conocer este valle francés, situado a las faldas del Palas y el Arriel. Así que cuando Abraham la propuso, yo encantada. Era un plan perfecto para pasar un domingo en el que íbamos a estar cansados de las escaladas de los días anteriores: una supuesta pateada de tres horas (para estirar las piernas), conocer una valle nuevo (¡cómo me gusta!) y una corta y, sobretodo, fácil escalada. Genial! Además la idea era ir con Iris y que por fín disfrutase de una vía, tras unos últimos intentos un poco frustados.
Y así fué. Fue un agradable domingo de descanso activo, aunque al final en lugar de Iris nos acompañó Dani.

Empezamos el pateo con el Midi a nuestras espaldas, y ya casi desde el principio sudé la gota gorda. No veas como me llevaron estos dos animales, sobretodo Abraham, que debe tener un par de motorcillos escondidos en alguna parte de sus piernas. ¡Iris, por favor, no dejes a Abraham que coma más postres de esos buenos que hace que le dan demasiada energía! Encima tiene la fijación de adelantar a todo personaje que tenga por delante y claro, íbamos pasando a gente, pero siempre había alguien más por delante (ya sabeis que los franceses madrugan mucho y están por todas partes).

El caso es que, con alguna paradita para esperarme, conseguí seguirles y en 2 horas nos plantamos en el refugio ¡¡y yo que creía que nos costaría 3 o 3 h 1/2!!!! Allí nos informaron de las vías que hay en la zona y nos dieron un tríptico con las reseñas. Hay un montón de vías, casi todas equipadas, de uno o varios largos, y la mayoría de grado bajo-medio. Tras situar la vía y contemplar el fabuloso paisaje nos acercamos hasta ella.

Nos preparamos, empezamos a subir y la disfrutamos como enanos.

Las vistas son una gozada y dejan a Abraham en un estado de éxtasis contemplativo ¿?.

Y para cuando nos quisimos dar cuenta ya se había acabado la vía!!! ¡pero...ya? yo quiero más!!!! era tan disfrutona y gozosa y el sitio era tan guapo, que hubiésemos hecho mil metros más.

El Palas a la izquierda y el Balaitüs y frondiellas al fondo a la derecha

Pero tocaba bajar, cuando volvimos al pie de vía ya veíamos llover en el valle de enfrente y el cielo empezaba a tronar sin compasión, así que recogimos y tan rápido como pudimos empezamos a enfilar para abajo. Pero no tuvimos tanta suerte y enseguida empezó a llover, tanto que nos calamos hasta los huesos, pero ya daba igual, bajábamos por buen camino.



3 comentarios:

ONA dijo...

Que bonita ¿no?
¿Donde se pueden encontrar más reseñas de esa zona?

Un besico!
P

olatz y david dijo...

Hola Ona, pues es una gozada, la disfrutarías. En el mismo refugio te dan información, pero si quieres pásame tu e-mail y te escaneo el tríptico que me dieron y te lo mando.

Rafael Galan Rodriguez dijo...

Ostia esa via tiene pinta de estar muy lejos!!! 4 horas de pateo, 2 de escalar, eso no es buen promedio, prefiero al reves, 30 min de andar y facil y 6 horas de escalada. Mejor no? Aunque hay que hacer de todo, ademas cuanto mas alto mas fresco. Dentro de poco escalaremos deportiva en cuevas o 3000 metros. De todo me quejo, anda que. Bueno la via es guapa y las vistas espectaculares. Ya podriais abrir alguna via vosotros por aki,